The Nothing Window                                ¡Hazte miembro, comenta y pulsa +1 para mejorar el contenido!                                The Nothing Window                                ¡Hazte miembro, comenta y pulsa +1 para mejorar el contenido!                                The Nothing Window

martes, 17 de julio de 2012

Angustia injustificada.


Angustia injustificada, maldita palabra que te come el corazón y nubla tus ojos.
Angustia injustificada, que obliga a tu mente a mirar para adentro por mucho que te resistas.
Angustia injustificada,  no es más que un grito del alma que te dice que aunque hace mucho tiempo que aceptó tu ignorancia hacia ella y la condena de  vivir escondida; ya  no puede más.
Angustia injustificada, la que retuerce tu conciencia, invade tu cerebro y toma las riendas.
Angustia injustificada,  la  que te pincha en el punto más débil, obligándote a mirar para adentro, y cuando lo haces comienza su venganza, rebuscando en tu mente y agarrándose al hecho desagradable más cercano.
Angustia injustificada, la que te dice que ha tenido que hacerte daño, para que te asomaras  a la ventana del alma y que ahora no te vas a escapar.
Te asomas, quieres y no quieres pensar, quieres eliminarla y no puedes, te dejas llevar.
¿No puedes o no quieres?, hace tanto tiempo que no te veo alma, que aunque sea sufriendo no quiero que te vayas.
Te atrapa,  te hiere, se adueña de tus debilidades y busca entre ellas su objetivo.
Te ataca , te hunde, te noquea, y sólo entonces después de haber removido tu conciencia y derrotado a tu mente, se relaja,  te enseña, te humaniza y finalmente te suelta con la esperanza de que hayas aprendido algo; el dolor desaparece y vuelve la vida, todo cambia de color y durante un tiempo te acuerdas de su ventana, hasta que tu mente vuelve a gobernar y te separa de ella, pero inconscientemente guardas el recuerdo de como llegar de nuevo a su encuentro el día que lo necesites,  y saber que aunque sea sufriendo podrás volver a asomarte a la ventana de tu alma, apoyándote en el hecho desagradable más cercano.



                        Y piensas: “Que justificada me parecías, angustia”



No hay comentarios:

Publicar un comentario