The Nothing Window                                ¡Hazte miembro, comenta y pulsa +1 para mejorar el contenido!                                The Nothing Window                                ¡Hazte miembro, comenta y pulsa +1 para mejorar el contenido!                                The Nothing Window

viernes, 20 de julio de 2012

El Vasallaje moderno


Si existe una estructura social que se ha mantenido a lo largo del tiempo, ésta sin duda es el vasallaje, siempre ha habido pobres, esclavos, clase baja, clase media, clase alta y hoy en día se suma la ESTRUCTURA.
Cada uno en su nivel se siente menospreciado en su posición, pero muy orgulloso de ella cuando llama a su puerta una clase inferior.

Los pobres, o clase que hace tiempo tiró la toalla, son esclavos rebeldes que decidieron no entrar en el juego con todas sus consecuencias. Viven en la dejadez del cuerpo pero en la libertad de sus conciencias, aunque éstas se deterioren día a día. Les pesa mucho el cuerpo y simplemente se han sentado a contemplar su deterioro y a esperar su final. Mientras esto ocurre también prestan vasallaje cuando bajan la cabeza y extienden la mano, aunque seguro quisieran decirte que no es para ellos, que es para su puñetero cuerpo.

Los esclavos de hoy en día rinden vasallaje a su señor especulador, cuando llegan a las plazas de nuestras ciudades esperando que llegue una clase superior y les mire los dientes, los brazos, la fuerza y su nivel de sometimiento, para repartir la gracia de una jornada de trabajo mísera, vergonzosa, aprovechada y denigrante.

La clase baja, es aquella que se mueve entre las dos anteriores pero rehogados con un poco de estima, recogiendo lo que se le cae a la clase media y sobreviviendo en guetos, esa decir, pobres pero orgullosos y con la suerte de tener todos lo días algunas migajas. Herederos de la supervivencia, rinden vasallaje a la clase media que es la que tienen más a mano, la envidian y acuden a ella en busca de pan.

La clase media es la del nivelito, la que soporta toda la estructura, la de los esclavos con ropa limpia y colonia. Cuando entras en ella te dan tu KIT de supervivencia con tu tele, tu Ipod, tu coche…   y el paquete más preciado para ellos, el de las ilusas ilusiones que te hacen no desfallecer y que no pare la producción.
También ellos rinden vasallaje a la clase superior cuando entran en los despachos de sus jefes como el que entra en una hermita, donde se arrodillan ante ellos,  siempre devotos, humildes, y donde reafirman sus votos de castidad hacia la empresa, dispuestos a rezar lo que sea, por su KIT de supervivencia.

La clase alta es la de los listos, la que come de todas las clases anteriores y los guardianes de la ESTRUCTURA, son el senado de nuestras vidas, los que rellenan cada clase cuando estas se vacían, y los fabricantes de los KIT de supervivencia. También ellos rinden vasallaje a los amos de la ESTRUCTURA, son sus arquitectos. sus manos ejecutadoras y viven contentos por que no les falta ni un solo KIT. Ellos sólo rezan a Santa ESTRUCTURA Bendita y le dicen: “No nos abandones”. Sólo se pliegan cuando oyen la voz de la ESTRUCTURA.

La ESTRUCTURA, creada y planeada por los cuatro dioses humanos que son los que reparten a conveniencia, crean las normas divinas y distribullen el vasallaje, han conseguido el poder oculto del dominio total, no necesitan dejarse ver pues gobiernan desde la oscuridad para que no sepamos donde hay que atacar. No tienen cara ni lugar y son los únicos ante los que la clase alta o el máximo poder visible se parte el culo por coger el teléfono cuando llaman.
Son los Dioses de la nueva era y viven en el olimpo de la oscuridad donde juegan al ajedrez con nuestras vidas.

La lotería de la vida te sitúa en la clase que le parece y siempre nos queda luchar por sobrepasarla o cambiarla, si la desesperación no te arroja a la primera de las clases. Lo realmente difícil es acabar con la ESTRUCTURA, que no tiene cara ni forma y ha aprendido a gobernar desde la oscuridad; no sabemos quien es ni donde está, y así como vamos a tirarles piedras. Es la mejor forma de dominio que ha inventado el hombre y desgraciadamente creo que tardaremos mucho en saber donde vive para destruirla y cambiar de una vez este mundo.
Mientras esperamos conocerla sólo nos queda el desarrollo de la persona, cultivar nuestra libertad intelectual, el desarrollo del espíritu y de la integridad humana, sólo cuando nos conozcamos a nosotros mismos fuera de las reglas y comprendamos que somos mundos de un mismo universo, derrotaremos a la ESTRUCTURA aunque no sepamos quien es ni donde se encuentra.


No hay comentarios:

Publicar un comentario