The Nothing Window                                ¡Hazte miembro, comenta y pulsa +1 para mejorar el contenido!                                The Nothing Window                                ¡Hazte miembro, comenta y pulsa +1 para mejorar el contenido!                                The Nothing Window

miércoles, 5 de septiembre de 2012

Las Superbacterias


Para el control total de una sociedad globalizada ya no vale la fuerza bruta donde hay que salir a la arena, ensuciarse las manos, poner cara y exponer la inmoralidad.

Ahora el poder se ejerce en la oscuridad bajo la bandera de la mezquindad, la avaricia, la inhumanidad, la degeneración moral y la locura. Un mundo donde todo vale, donde se hace patente la degeneración del ser humano, y como éste en el uso de su libertad es capaz de elegir el camino de convertirse en el más vil y letal de los seres creados.

Las nuevas armas se modelan en oscuros laboratorios, donde se crean fieles e incansables soldados-bacterias que infectan nuestro cuerpo y hacen posible el control de la población, logrando saciar la esquizofrénica avaricia de unos pocos que juegan a ser Dios.

Ya han sido desplegados estratégicamente por el mundo varias legiones de soldados-bacterias para probar la eficacia de su entrenamiento, como la “Bacilus Anthracis” especializada en operaciones que provocan Ántrax o Escorbuto,  la “Clostridium Botulinum”  que produce botulismo,  la “Yersinia Pestis” entrenada  en propagar la Peste Bubónica, o la legión del “Ebola” que asola con fiebres hemorrágicas contagiosas y letales.

Todas estas legiones con un trabajo bien hecho, van aportando los conocimientos necesarios para ir mejorando el entrenamiento de los ejércitos del nuevo imperio, y en su refinamiento están apareciendo nuevas bacterias-soldados  como la temida  “E-Coli” y el reciente “NDM-1” que sirven con lealtad y eficacia a su nuevo emperador, el Cesar “Escorium Humanum”.

Es triste pensar que toda esta invasión y despliegue mortífero responda sólo a los intereses económicos de unos pocos.  ¿Cómo se puede llegar a tanta mezquindad sólo por llenarse los bolsillos de algo que les sobra y que nunca podrán gastar?, o es que sólo les anima jugar a ser Dios.


Entramos en una era donde tenemos que abrir nuestras mentes, buscar el sentido de las cosas e intentar comprender por que ocurren, pues ya no existen trincheras donde  esconderse y esperar que otros ganen la batalla por ti, hay que ser capaces de poder salir de la abstracción que ejerce el mundo que nos venden y dirigir conjuntamente nuestras conciencias y miradas más allá de la dorada mentira, tenemos que mirar hacia la oscuridad y propagar la luz que destruya la peor de las bacterias; la de la inmundicia, esa que sólo algunos llevan dentro y que debe ser la única que Dios no puso,  por que negaría la divina razón de la existencia.




No hay comentarios:

Publicar un comentario