The Nothing Window                                ¡Hazte miembro, comenta y pulsa +1 para mejorar el contenido!                                The Nothing Window                                ¡Hazte miembro, comenta y pulsa +1 para mejorar el contenido!                                The Nothing Window

jueves, 30 de mayo de 2013

Tiempo sin Tiempo

En esta sociedad que nos arrastra, nos clasifica y nos gestiona, dónde sólo disponemos al día  del tiempo necesario para cargar baterías mientras dormimos y unas cuantas horas para compartir contigo mismo y con los tuyos.
En esta sociedad dónde nuestros hijos nos sorprenden cada día porque no tenemos tiempo de conocerlos más allá de lo superficial y de cuya educación estamos cada vez más alejados. Dónde la fortaleza de la familia se sustenta en finos hilos que van cayendo poco a poco cuanto menor es el tiempo y el espacio común.  
En esta sociedad que te empuja y te exprime, dónde por todo se paga un alto precio con la moneda del sudor, del continuo sacrificio y con la renuncia a ese nuestro tiempo que no vuelve. Dónde todo es perecedero para tenernos siempre dentro de la noria como hámsteres persiguiendo algo importantísimamente baladí. Dónde es tan poco el tiempo que no nos roban que todos nuestros sueños, deseos e ilusiones, se empujan, tropiezan, caen y se levantan en una frenética carrera por ganar un poco de ese ínfimo tiempo que nos queda, sin que ninguna de nuestras necesidades hayan podido al final ganar la más mínima cuota del tiempo que se merecen.
En esta sociedad dónde no paras de pagar todo muy caro y dónde nada es nunca tuyo, sólo la obligación de levantarte cada día para seguir pagando por vivir el sueño que nunca llega, alimentándote del orgullo de continuar empujando con fuerza la noria que te permita tener un número en la espalda, de ser alguien ante los demás y un perfecto desconocido para ti mismo y los tuyos.
En esta sociedad en la que vivimos, lucha por tu tiempo. Por un tiempo sin tiempo que lo controle unido al de los tuyos y compartido con los demás. Por un tiempo para conocer y para que te conozcan, para amar, reír, gozar, dar y recibir, pues es lo único que tendrás verdaderamente tuyo y cuya moneda es la felicidad que ingresamos en el banco de nuestro corazón.

Aprende a girar la noria para vivir y no vivas sólo para que la noria gire.





No hay comentarios:

Publicar un comentario